Desde aquí podrá consultar las preguntas más frecuentes

En esta página va a encontrar varias preguntas frecuentes (FAQS) que pueden ayudar a aclarar sus dudas.

El gas natural para vehículos (GNV) es un combustible disponible en forma gaseosa (GNC) o licuada (GNL), que se utiliza cada vez más en el transporte como alternativa a los combustibles convencionales.
El GNV se diferencia del gas licuado de petróleo (GLP) pues consiste en hidrocarburos en el rango de me-tano y etano, mientras que el GLP tiene en su formación hidrocarburos en el rango de propano y butano.
Este tipo de gas no es tóxico, no se puede adulterar, no se condensa, ya que es un gas mucho más fácilmente procesado por el motor que un combustible líquido, siendo más económico que la gasolina y el diesel.

En el vehículo pesado, el GNL se almacena a baja presión en tanques aislados térmicamente y con capacidades que pueden variar entre 174 a 511 litros. El GNL se almacena en estado líquido a la temperatura de evaporación. En el caso del agua hirviendo (100ºC), la temperatura se mantiene constante durante el cambio de fase líquida a gaseosa, incluso si se sigue aportando calor. Esto se debe a la evaporación. Asimismo, el GNL permanece prácticamente a temperatura constante (-162ºC) si se mantiene a la misma presión, y siempre que el vapor (gas natural en fase gaseosa) sea liberado del depósito. Así, el sistema de combustible de un vehículo a GNL está constituido, fundamentalmente, por un depósito, un vaporizador en el que el fluido secundario es el refrigerante del motor y un indicador de nivel del depósito. El sistema está configurado para recibir y almacenar GNL y suministrarlo al motor en forma gaseosa.

La única diferencia entre un vehículo de gasolina y un vehículo de GNC es el sistema de combustible:
1. El GNC se inyecta al vehículo a través de una válvula que lo lleva a los cilindros de almacenamiento.
2. En estos cilindros, el gas se almacena inicialmente a unos 200 bar. A medida que se consume el gas, la presión desciende y por debajo de los 15 bar es necesario repostar.
3. Si el vehículo es bicombustible, se debe instalar un interruptor en el tablero que permita al conductor se-leccionar entre gas natural y gasolina. Cuando el conductor selecciona gas natural, abandona los cilindros y fluye a través de una tubería rígida de alta presión hacia el compartimiento del motor.
4. El gas accede al regulador de presión, un dispositivo que reduce la presión a valores que permiten superar las pérdidas de presión hasta la entrada del motor (a presión cercana a la atmosférica).
5. La salida de gas del regulador de presión al sistema de inyección está controlada por una electroválvula. También detiene el flujo de gas cuando el conductor cambia a gasolina.
6. El gas natural se mezcla con el aire en el sistema de inyección y entra en las cámaras de combustión.

Economía: El uso de vehículos de gas natural (VGN) proporciona ahorros significativos en dos niveles. Según datos de la Asociación Portuguesa de Vehículos de Gas Natural (APVGN), sobre la base de un litro equivalente, el gas natural cuesta alrededor de un 70% menos que el diésel. Por otro lado, esto vehículos consumen combustible de combustión limpia, lo que reduce la necesidad de mantenimiento cuando se trata de cambios de aceite o bujías, por ejemplo.
Medio ambiente: el gas natural es el más limpio de los combustibles fósiles alternativos que se utilizan en la actualidad. Las emisiones de escape de dióxido de carbono de los VGN son aproximadamente un 20% más bajas, las emisiones de hidrocarburos distintos del metano son un 80% más bajas y las emisiones de óxido de nitrógeno son un 40% más bajas que las de los vehículos a gasolina. Además, los VGN emiten cantidades significativamente menores de gases de efecto invernadero y toxinas. Además, no es corrosivo y no contamina los suelos.
Seguridad: los VNG son tan seguros como los vehículos que funcionan con combustibles convencionales. El excelente historial de seguridad de los VGN se debe fundamentalmente a la integridad estructural del sis-tema de combustible y las cualidades físicas del gas natural. Los requisitos de seguridad de los vehículos propulsados por gas natural son muy exigentes, lo que garantiza al usuario niveles de seguridad indiscutibles.
Abundancia: Las reservas mundiales de gas natural son prácticamente el doble que las de petróleo, según información oficial disponible en el sitio web de la Association for the Study of Peak Oil and Gas. Otro argumento importante de esta fuente de energía es el hecho de que se puede obtener a través de la extracción, en sistemas aplicados en vertederos sanitarios, extrayendo biometano (también conocido como biogás). El biometano puede transformarse en gas natural y comprimirse para ser utilizado como fuente de energía en vehículos. De esta forma, se presenta como energía renovable.

La gran diferencia entre el GNC y el gas licuado de petróleo (GLP) radica en su constitución. El GNC está compuesto por metano y etano, mientras que el GLP se origina en la refinación de petróleo, estando esencialmente constituido por propano y butano.

Según la principal asociación nacional de vehículos propulsados por gas natural (APVGN), la instalación en vehículos ligeros ronda los 2000 €, siendo el mayor valor para los vehículos pesados. Un vehículo pesado de gas natural, por otro lado, cuesta aproximadamente un 25% más que un contraparte diésel. Cabe destacar que, aunque en Portugal no existe una tabla oficial para el gas natural comprimido, APVGN avanza con una estimación del 70% de ahorro respecto al precio por litro de diésel, lo que se refiere a una rápida recuperación de la inversión inicial.

Dourogás GNV ofrece estaciones de servicio para vehículos pesados y ligeros en varias ubicaciones. Vea aquí donde estamos

Si tiene dudas sobre el llenado en las estaciones de servicio GNV de Dourogás, consulte nuestro guía aquí.

En el pasado, los vehículos de gasolina convertidos a gas natural estaban sujetos a pequeñas pérdidas de energía, lo que ya no es el caso debido a las unidades de control electrónico. Los vehículos diseñados específicamente para funcionar con gas natural no muestran ninguna pérdida de potencia porque están optimizados en la fuente. Además, el gas natural tiene un índice de octanaje alto (alrededor de 120), lo que permite que el motor funcione a relaciones de compresión más altas que los motores de gasolina (índice de octanaje entre 95 y 98), lo que aumenta la potencia efectiva del motor.

El Decreto Ley No. 40/93, de 18 de febrero, artículo 1, No. 12 y 13, concede ventajas fiscales, a través de reducciones del 50% del Impuesto Automotriz (IA), en vehículos de turismo que utilicen exclusivamente gas natural; y una reducción del 40% para los que utilizan gas natural y otro combustible (bi-fuel). La legislación referida está disponible en el sitio web de la Direção Geral das Alfândegas e dos Impostos Especiais sobre o Consumo.

La Unión Europea ha centrado sus esfuerzos en el proyecto “Blue Corridors”. Este tiene como objetivo establecer el gas natural licuado (GNL) como una alternativa eficaz a los combustibles convencionales para el transporte de media y larga distancia. Para ello, el proyecto ha definido una ruta para las estaciones de servicio de GNL, creando cuatro corredores que cubren la zona del Atlántico, el Mediterráneo y conectan el sur con el norte de Europa, el oeste con el este.